Al igual que los trabajadores de construcción o las personas que usan los banderines con el propósito de señalización o los guardias de cruce de vías, los perforistas también trabajan en condiciones de frío extremo. Algunos, aquellos que trabajan en Canadá, a menudo se encuentran en las regiones más septentrionales y por lo tanto más frías del país. La temperatura, la nieve y el hielo constituyen restricciones en varias labores.

Si bien el frío presenta una serie de riesgos para el cuerpo y la mente, también afecta al equipo como las barras de perforación. En consecuencia, mantener estas barras con cuidado es esencial cuando la temperatura cae por debajo del punto de congelación.

Aquí hay cuatro consejos para mantener las barras de perforación que pueden cambiar las rutinas diarias de los perforistas que trabajan en condiciones de frío extremo:

1- Cubrir los hilos de las roscas con grasa

Si deseas que las barras de perforación duren un largo tiempo, debes realizar el mantenimiento adecuado. Le recomendamos esparcir una capa delgada de grasa en cada extremo roscado antes de cada uso. La grasa es un aditivo esencial para la perforación minera. Revisa y aprende el porqué en este blog article.

La  grasa, entre otras cosas, reduce el atrapamiento, lo que podría dañar los extremos roscados de las barras.

2- Comprobar que los hilos de las roscas no estén dañados

Examinar visualmente los extremos roscados. Es importante revisarlos antes de cada uso para asegurarse de que no haya rastros de grietas o ningún otro daño.

3- Limpiar los hilos de las roscas después de cada uso

Además de estos pasos, también se necesita un mantenimiento preventivo. Le recomendamos que se asegure de que los extremos roscados estén limpios y que no albergue ningún residuo antes de guardar las barras para su próximo uso

4- Almacenar las barras en algún lugar seco

El último consejo puede parecer simple, pero las consecuencias para el equipo podrían ser terribles si no se siguen. El equipo podría oxidarse prematuramente y debilitarse. Por eso es importante no solo almacenar las barras de perforación en un lugar seco, sino también mantenerlas no muy cerca del suelo.

Finalmente, cuando hace mucho frío, la perforación tiene desventajas obvias para el equipo. Sin embargo, si sigues estos cuatro consejos, le ayudará a que sus barras de perforación duren más tiempo garantizándole muestras de testigo de alta calidad que puedan extraerse rápidamente.

Por supuesto, el frío no es el único desafío que enfrentan los perforistas. Consulte nuestro artículo sobre the five greatest challenges facing drillers para obtener más información sobre esta profesión que mantiene a los trabajadores superándose constantemente.

Observa este video en donde se visualiza las explicaciones de este artículo: